así seguimos

así seguimos
Siempre al lado de "los lobitos buenos"

viernes, 27 de mayo de 2011

Ecos de Moribundia 31/ VI : SOBRE LAS PLAZAS REIVINDICADORAS Y LOS JÓVENES

Amigos, estos Ecos de Moribundia están dedicados a los jóvenes que en las Plazas de este país de controversias nos están enseñando a mirar la vida de nuevas maneras.

                                      

Hoy los están queriendo expulsar de esas Plazas por motivos de limpieza, dicen, o eventos deportivos y económicos que huelen a montaje.

                                     


¿Cuando está sociedad nuestra tan llena de corruptos que dirigen las políticas sucias, se ha visto con intencioneas más limpias e higiénicas que ahora?

                                   

Jabón, agua y escobas éticas son lo que están manejando los jóvenes para asear la verguenza que está llenando este país de panderetas afónicas.

                       

Espero que el comentario resulte interesante, no sólo en Moribundia, sino en el resto de este nuestro "Estado entre paréntesis"
                               video

        
             A pesar de todo, los jóvenes seguirán limpiando este enmohecido país

                                              ¡Salud y risas! Y todos a las Plazas

4 comentarios:

  1. no puedo ver las imágenes porque me da tanto asco pensar que los mossos son personas...
    asco e impotencia al ver cómo golpean a la gente indefensa que también están pidiendo por ellos...
    UN saludo

    ResponderEliminar
  2. Ha cambiado poco el panorama. Georges Orwell ya nos puso en aviso a los ingenuos. Aquella ingenuidad (mi caso personal) ente una huelga en la banca (1976). La rebeldía candorosa contra el P.P.O. obligatorio. Y ahora esto...Tristeza, desánimo, impotencia. A lo peor el anarquismo radical es la única y oscura salida. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Lo triste, amigos, es que los mossos y la policía en general, no lleve su placa como los médicos, para saber quien es el funcionario terrible que nos está "atendiendo".
    Por supuesto, el político que da las órdenes es responsable, pero quien da los golpes, es verdaderamente el culpable, pues la violencia agresiva contra la pacífica, éticamente siempre lleva las de perder, a pesar de los golpes.
    Comparto lo que dices, anis,asco e impotencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Al final, todos os daréis cuenta de que el ciclo sí tiene fin.
    La única verdad es que todo es mentira.
    Sibaris.

    ResponderEliminar