así seguimos

así seguimos
Siempre al lado de "los lobitos buenos"

viernes, 17 de febrero de 2012

Nuevos ECOS DE MORIBUNDIA 22-VII: Hasta el CARNAVAL es de las instituciones, incluida la Iglesia

                    

Hoy me han contado que hasta en las tiendas, donde se venden objetos para disfrazarse de Carnaval, aquí en Moribundia


               
                       
tienen encargos para los disfraces de los colegios concertados religiosos, y se escuchan cosas como: ¿me vende usted las barbas y la melena del "Cora"? -léase del Colegio Corazón de María.-

                           

                Estamos rodeaos hasta en Carnavales.

                         

     Contra esta institucionalización de las Fiestas populares,

                           

        escucha estos Nuevos ECOS DE MORIBUNDIA

              Ah, ¡disfrázate y diviértete en cualquier lugar!,
            pero no donde te digan, sino donde te dé la gana. 
    
                           video
                               
      ¡Vivan las Carnestolendas, el Antruejo, y el Despendole!

2 comentarios:

  1. ¿Hay algún problema en celebrar el carnaval en los concertados???? ¿acaso los niños son diferentes???? Esta mañana nos convertimos en Pinochos y lo pasamos genial!!!!
    con todos mis respetos...(uno de mis valores fundamentales)...creo que exageran estos ecos hoy...
    Un abrazo y viva el antruejo, si señor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Natty, para mi, no hay ningún problema en celebrar el Carnaval allí donde se quiera, pero parece un poco fuera de la doctrina de la iglesia católica, que ellos tanto publicitan, fomentar algo que está, de entrada, fuera de la propia liturgia; a no ser que la pretensión sea adaptarlo todo de tal manera a como ocurre con las bodas eclesiásticas, por ejemplo, después de haber estado viviendo, según ellos mismos dicen, en pecado.
      Con las comuniones pasa algo parecido, pero el asunto es hacer una fiesta que nada tiene que ver con su origen.
      Pues bien, el Carnaval, cuya raíz es callejera y antiinstitucional, se está convirtiendo en algo tomado, edulcorado y desdibujado por las instituciones, Ayuntamientos, Diputaciones y Colegios, de su raíz inicial.
      Por otra parte, me encanta que los niños disfruten del Carnaval, pero por qué no en la calle o en las casas.
      Desde el respeto, que me parece fundamental como a ti, cada cual puede hacer lo que quiera, no obstante, una cosa es entretener y divertir a los niños, a cualquier niño -cosa bastante agradable-, y otra es darle a cada cosa lo que debe ser.
      Es comprensible que en los concertados religiosos se celebren los Reyes Magos, y la Navidad, la Semana Tanta y las flores a María, y se pongan los crucifijos que se quieran poner, pero amiga Natty, las fiestas populares, como el Carnaval, son otro tipo de cosas.
      Llegará el día, que antes de comenzar con los disfraces se celebre una misa para encomendarse mejor.
      Si las cosas estuviesen en su lugar, igual nos entendíamos y nos respetábamos más y mejor.
      Como tú dices y digo contigo: ¡Un abrazo y Viva el Antruejo!

      Eliminar