así seguimos

así seguimos
Siempre al lado de "los lobitos buenos"

viernes, 25 de enero de 2013

Nuevos ECOS DE MORIBUNDIA 18-VIII: Para contrarrestar "la riada" mentirosa de los malosmandantes: Versos de AGUSTÍN GARCÍA CALVO en "Más Canciones y Soliloquios", y Asamblea de constitución del FRENTE CÍVICO "SOMOS MAYORÍA" de MORIBUNDIA


                                                                                             

                       Amigos, buscar las palabras adecuadas 
                                              para luchar 

                                                               

                     contra  los malosmandantes y politicastros
                                         que nos rodean,

       es una buena forma para "salvarse" de ellos y sus estafas.

     En estos ECOS DE MORIBUNDIA, los versos del maestro

                                                      

                               AGUSTÍN GARCÍA CALVO

                              

        nos sirven, nuevamente, para poner las cosas en su sitio:

                    
                                 Te lo pido por tus barbas, 
                                         padre Duero,
                                 ¡sálvalos de la riada!

                                 Harto llevas mes y medio
                                         rabïoso
                                 asaltando tus barrancas,
                                 rebatiendo con las puentes
                                        con tu carga
                                 de destrozos
                                 de alamedas y de cuadras.
                                        ya descansa.
                                 Por tus barbas, padre Duero,
                                 ¡sálvalos de la riada!

                                        bien entiendo
                                        que te haya
                                 rebasado la paciencia
                                        tanto insulto
                                 de las huertas y las fábricas
                                 arrojando sus espumas
                                        moquiblancas,
                                 sus abonos malrojizos,
                                        a tus aguas.
                                 Bien lo entiendo; pero basta,
                                        padre Duero;
                                 ¡sálvalos de la riada,

                                 los ribazos y arenales,
                                        vegas llanas,
                                        vagas islas
                                 que has criado con tus mañas,
                                        que bordabas
                                        en estío
                                 de juncares y espadañas!
                                        Padre Duero
                                 ¡sálvalos de la riada,

                                 a los pobres pescadores
                                        de tus sardas
                                 y tus bogas y tus barbos,
                                 que madrugan con el alba
                                         y se lanzan
                                 por corrientes y cabozos
                                 sin creer en tu amenaza!
                                         Padre Duero
                                 ¡sálvalos de la riada,

                                  a los pobres hortelanos
                                         que del alto
                                  de la cuesta te miraban
                                         desmadrado
                                          y lloraban
                                   por sus berzas arrasadas,
                                   su nabal, sus remolachas!
                                          Padre Duero,
                                   ¡sálvalos de la riada,

                                          a los pobres
                                   que en tu fe los Barrios Bajos
                                          habitaban
                                          y que a saco
                                   han entrado por tus casas
                                   y que pescan en tus pozas
                                          los pucheros,
                                   los jergones de las camas!
                                          Padre Duero,
                                   ¡sálvalos de la riada!

                                          Y de paso,
                                   si me quieres dar oído,
                                          una barca
                                    que en un chopo
                                   de tu isla alontanada,
                                          tan solita,
                                   la dejamos amarrada,
                                   te lo pido por tus barbas,
                                          padre Duero,
                                   ¡sálvalos de la riada!"

      Añadimos a esta forma POÉTICA de contrarrestar el engaño y   la patraña politiquera, la buena noticia de la constitución del FRENTE CÍVICO "SOMOS MAYORÍA" de MORIBUNDIA, al que invitamos a todos aquellos que quieran participar. 

                    
                   
               La Asamblea de ayer, está siendo una buena forma 
                     de comenzar a poner las cosas en su sitio.

                                  ¡ÁNIMO A TODOS!
                                 
video
                                   
                                    ¡Salud y Buena Jera!

5 comentarios:

  1. Ufffff, casi nada!! Los versos de Agustín recitados por Luis Ramos!!!
    Insisto, dices muy bien lo que hay que decir...!!!!
    Muy buenos estos ecos...y ciertos!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga, además me alegra decirte que estos versos del querido Agustín también son canción, que hace tiempo no cantamos, pero ya nos vengaremos, jeje. Como dice un amigo querido: abrazotes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Ánimo con el Frente Cívico Luis y Fernando!

    Si no podemos salvarnos de la riada,al menos que no nos apaguen la voz.

    Salud, desde la diáspora

    ResponderEliminar
  4. Qué alegría saber de ti, amiga, como ves por aquí estamos intentando unirnos para intentar poner algunas cosas en su sitio.
    Gracias por tu comentario. Salud y ya nos veremos.

    ResponderEliminar
  5. Perdona por repetir el intentar, se me escapó.
    Un abrazo y saludos!

    ResponderEliminar